Cuándo empezar a pensar en el ramo de novia

Idealmente ya tienes una idea de cómo quieres que sea tu ramo de novia. Hoy en día Internet ofrece miles de imágenes de blogs de novias especializados o redes sociales como Pinterest que te servirán como inspiración y como punto de partida.

Nuestro consejo es que elijas primero el vestido. En función del estilo y del corte del vestido, déjate asesorar para dar con el tipo de ramo de novia que mejor se adapte a éste.

Novia con tiara de oro con un vestido

Foto: Ana Abril

En cuanto al tiempo, en Bourguignon recomendamos que encargues tu ramo en un plazo de antelación de 1 mes. Como fecha límite –muy, muy límite– podemos trabajar con 2 semanas de antelación. El motivo de tener que encargarlo con varias semanas de antelación es porque normalmente hay que pedir la flor a los productores (en nuestro caso holandeses) y porque la flor necesita unos días para abrir y que luzca en todo su esplendor el día de la boda.

Pese a que pueda parecer mucho tiempo, las flores tardan entre 3-4 días en abrir. El viaje desde Holanda suponen 2 días y, junto con el pedido y la creación del ramo, lo normal es que el proceso comprenda entre 8 y 10 días, dependiendo del tipo de flor.

Por eso, lo mejor es que intentes tener todo cerrado un mes antes de la fecha de la boda. Acude a la floristería 6 semanas antes por si hubiera que rematar detalles; quizá durante el proceso te surjan dudas que no te habías planteado o tus amigos o familiares te recomienden incluir otras nuevas.