Cómo preservar más tiempo los ramos de flores que recibas en San Valentín

Regalar flores en San Valentín es, desde tiempos inmemoriables, un clásico ente los clásicos.

 

Sobre la historia de esta tradición se ha escrito mucho en diferentes épocas y son varias las leyendas que han llegado hasta nuestros días, como la de Cupido, o la del propio San Valentín, entre otras. En todas, las flores y el amor son protagonistas incuestionables y narran juntos una idea inquebrantable: que no hay mejor manera que demostrar tu amor que con flores.

 

Desde Bourguignon, además de ofreceros un amplio catálogo de ramos de flores y ramos de rosas para sorprender a quien más queréis en San Valentín, hemos querido ir un paso más allá y enseñaros trucos y técnicas para que vuestro ramo de amor dure mucho más tiempo (o incluso para siempre).

 

Saca lápiz y papel, ¡y toma nota!

 

Cómo cuidar tu ramo de flores en casa

 

Un buen cuidado y mantenimiento de tu ramo de flores una vez lo recibas, es clave para que te dure fresco más tiempo. A continuación, compartimos contigo nuestra lista de consejos básicos que puedes seguir:

 

  1. Procura que el trayecto desde la floristería hasta casa sea lo más corto posible para que las flores estén sin agua el menor tiempo posible.

 

  1. Una vez en casa, retira el plástico o papel que envuelve las flores. Te recomendamos que lo abras encima de una mesa y utilices el embalaje para evitar que el mueble se estropee. 

 

 

  1. El siguiente paso es limpiar y cortar el tallo. Retira las hojas del tallo hasta el punto que veas que éstas no van a estar en contacto con el agua del jarrón. El contacto de las hojas con el agua hace que el agua se contamine más rápido y tengas que cambiarla con más frecuencia. Corta 2-3 cm de tallo con una navaja o tijeras afiladas, procurando hacer un corte diagonal. De esta manera, conseguirás que la flor pueda alimentarse de más agua.
  2. Una vez hecho esto, es el momento de pasar las flores al jarrón. Asegúrate de que el jarrón está limpio por dentro para no contaminar el agua. Antes de color las flores, mezcla la bolsa de conservante Chrysal con el agua para conseguir que tus flores duren hasta un 60% más, incrementando su olor y su color. La dosis correcta es una bolsita de conservante por cada litro de agua.
  3. Por último, coloca el jarrón en un sitio luminoso sin que reciba directamente la luz solar. Evita también focos directos de frío o calor, como aire acondicionado o radiadores.

 

Pasados 3 o 4 días:

 

Repite los siguientes pasos cuando veas que el agua comienza a cambiar de color:

 

  • Retira el agua del jarrón y mezcla de nuevo una bolsa de conservante con el agua nueva.
  • Corta 2-3 cm de tallo con un corte diagonal.
  • Retira de nuevo las hojas que puedan estar en contacto con el agua.

 

Si no tienes los utensilios necesarios en casa, ahora puedes comprarlos en nuestra tienda o añadirlo como extra y que acompañe al ramo de flores que regalas.

 

caja de herramientas para flores

 

Cómo secar tu ramo de flores en casa

 

Si además de cuidarlo, quieres conservarlo e inmortalizar tu ramo además de vuestro amor, también puedes secarlo.

 

A continuación, compartimos contigo algunas técnicas y trucos básicos que puedes hacer en casa para preservar tu ramo para siempre.

 

  • Colgarlo boca abajo para que se seque al aire

 

Esta es la forma tradicional de secar cualquier tipo de flor, además de la más sencilla. Simplemente tienes que atar tallos con fuerza y colgarlos boca abajo durante algunas semanas en un lugar seco y cálido, como en un armario o sobre un radiador.

 

Si secas el ramo en un lugar oscuro, hará que el color y el aroma se conserven mejor pero, al mismo tiempo, dichos colores se oscurecerán un poco y las flores tendrán un aspecto más apagado.

 

  • Prensar las flores

 

Es otra de las ideas más sencillas y fáciles de llevar a cabo, aunque los resultados no son los mismos que el secado al aire. En este caso, las flores pierden por completo su forma en tres dimensiones y pasan a estar totalmente planas.

 

Todo lo que tienes que hacer es meter cada flor entre dos hojas de pergamino y colocarlas dentro de algún libro con bastante peso encima y dejarlas ahí entre 7 y 10 días.

 

Una vez se hayan secado, las opciones son infinitas. Desde enmarcarlas en cuadros, a hacer un bonito libro de recuerdo con ellas, a sales de baño…¡todo lo que se te ocurra!

 

  • Secar las flores en casa con gel de sílice

 

Una tercera opción casera de secar tus flores es con el gel de sílice, esas pequeñas bolitas que puedes haber visto cuando te compras algún accesorio nuevo.

Aplicado a las flores, el gel de sílice se encarga de absorber la humedad de las flores pero conservando su forma y color.

Se puede conseguir en cualquier tienda de manualidades y, todo lo que tienes que hacer, es cubrir las flores con el gel asegurándote de colorarlo también entre los pétalos de las flores (pero sin dañar la forma natural de flor).

Recomendamos hacer todo este proceso es un recipiente que se pueda cerrar herméticamente y en el que las flores puedan estar secándose tranquilamente durante 1 y 7 días.

 

Y hasta aquí nuestros trucos y consejos para conservar vuestros ramos de San Valentín durante mucho tiempo. Esperaos que os haya gustado y os haya resultado útil.

 

Si tienes cualquier duda, no dudes en preguntarnos. ¡Estamos para ayudarte!