Cuenta la leyenda que la tímida ninfa Amaryllis quedó prendada de amor cuando el joven y apuesto pastor Alteo se cruzó en su camino. Alteo, a quien solo le interesaban las flores, rápidamente le hizo saber a Amaryllis que únicamente entregaría su amor a quien le descubriera una flor que no conociera.

Amaryllis, desesperada por no encontrar una flor nueva para Alteo, recurrió al oráculo de Delfos con la esperanza de que le indicaran el paradero de una flor tan exótica como desconocida con la que conquistar a su amado. A cambio, estaba dispuesta a dar lo que fuera necesario.

La ninfa, siguiendo los consejos del oráculo, eligió un elegante vestido blanco para resaltar su pureza, y esperó impaciente en la puerta de casa de Alteo. Cada noche que pasaba sin que Alteo se percatase de la presencia de Amaryllis, el corazón de la joven ninfa sería atravesado por una flecha de oro.

 

Pasados 30 días, Alteo salió impávido de su casa y encontró el cuerpo de Amaryllis que yacía teñido de rojo por el dolor que le causaron las flechas. A sus pies, Alteo encontró una preciosa flor de color rojo que hoy conocemos como Amaryllis.

  

La flor más orgullosa

El Amaryllis es un género de plantas bulbosas pertenecientes a la familia de las amarillidáceas, originaria del Sur de África. Fue Carlos Linneo en el año 1753 y en uno de los tomos de su Species Plantarum (la Biblia de la nomenclatura botánica) quien la nombró como Amaryllis belladona, en honor a la joven ninfa Amaryllis. 

El amaryllis es el vivo símbolo del amor, y se le asocia con la belleza radiante, la determinación y el orgullo.

 

 Carlos Linneo dio nombre a la flor en honor a la joven ninfa Amaryllis

 

Los mil nombres del Amaryllis

Su nombre deriva del griego y significa “destello”, dando nombre a una flor con forma de estrella que brilla por sí sola.

Dama desnuda la llaman, por enseñar su flor antes que las hojas. De tímida tiene poco Amaryllis.

Suegra y Nuera, porque sus flores nacen siempre dándose la espalda y evitando mirarse. Este es nuestro favorito :)

Estrella de Caballero, porque lo que hoy conocemos comúnmente como Amaryllis en realidad es Hippeastrum y su nombre deriva del griego hippeus = knight y astron = star, en referencia a sus pétalos en forma de estrella.

 

¿Hippeastrum o Amaryllis?

El Hippeastrum se diferencia del Amaryllis belladona en que sus tallos son más gruesos y en que crece de manera silvestre en Centroamérica y Sudamérica. Aunque originalmente se incluyeran en el género del Amaryllis, lo cierto es que pertenecen al género del Hippeastrum, que solo se encuentra en las Américas y es la que se utiliza en floristerías, comúnmente llamadas Amaryllis. 

 

Consejo Blooms

El gigantesco tallo del amaryllis no se corta con tijeras. Para evitar dañar el tallo, utiliza un cuchillo afilado y realiza un corte limpio de 45º.

 

Y ahora que ya conoces mucho mejor a nuestro Bloom de la Semana, no te pierdas el ramo romántico que hemos preparado para esta séptima semana del año, coincidiendo con un día dedicado al Amor como es el 14 de febrero, en nuestro Weekly Blooms #7.