5 formas de secar flores

5 formas de secar flores

5 formas de secar flores

Con la llegada de la primavera y el sol nada apetece más que tener flores en casa. Esa sensación de frescura que se respira cuando entras y hay flores frescas coronando el centro de la mesa, la cocina o tu mesa de trabajo, es inigualable. Sin embargo, con el tiempo, las flores se marchitan pero…¿quién dijo que no se pueden tener flores para siempre?

El post de hoy lo dedicamos a enseñaros 5 formas de secado de flores para que le saquéis el máximo provecho a vuestros ramos y a la decoración de vuestro hogar.

un ramo de flores secos en el suelo

Secar flores en el microondas

Sí…¡lo que oyes! Puedes secar tus flores en tan sólo un minuto utilizando tu microondas. Todo lo que tienes que hacer es elegir las flores que quieres secar, colocarlas en una fuente o cuenco y cubrirlas con 4 tazas de arena aproximadamente. Si tienes mascota, la arena para gatos es perfecta. Introduce el recipiente en el microondas y programalo entre 2 y 3 minutos. Cuando la arena se enfríe, retirala y tendrás tus flores secas.

Secar flores con gel de sílice

Si quieres que las flores una vez secas tengan la misma apariencia que tienen cuando están en el jarrón, prueba a secarlas con gel de sílice. Esta sustancia arenosa se puede encontrar en tiendas de artesanía y funciona mejor con flores más resistentes como las rosas. Todo lo que tienes que hacer es enterrar las flores en un recipiente grande de gel de sílice y en una semana, cuando lo retires, encontrarás tus flores vibrantes y bien conservadas.

Prensado de flores

Si quieres usar tus flores secas para algo más que decoración, el método de prensado es perfecto. En uno de los más tradicionales y todo lo que tienes que hacer es introducir las flores entre dos papeles de cera, bien separadas unas de otras, y ponerlas dentro de un libro pesado. Cuánto más peso añadas encima del libro que las contiene, mejor y más rápido se hará el prensado. Lo ideal es dejar las flores prensando al menos 10 días. Una vez que toda la humedad se haya ido y veas que las flores tienen textura como de papel, significa que tus flores están listas.

Secado al aire

Secar un ramo de flores poniéndolo boca abajo es una de las técnicas más antiguas para secar flores. Tan sólo tienes que agrupar las flores que quieras secar en un ramo, atarlas con una goma o algún tipo de sujeción, y colocar el ramo boca abajo en una zona bien ventilada en la que reciba luz solar directa. Según pasan los días, verás que los pétalos van cambiando de color y se van encogiendo. Cuando estén totalmente secas, descuelga el ramo y haz un precioso centro de mesa con él.

El método "vago"

Dejar secar las flores en el jarrón y no ocuparse de él, es la técnica más fácil y que menos esfuerzo lleva. Deja sólo unos pocos centímetros de agua en el recipiente en el que estén las flores y olvídate del ramo durante un tiempo. Cuando todo el agua se haya evaporado o las flores lo hayan absorbido, asegurate de que las flores están en posición vertical y secas. Para este tipo de técnica, las hortensias son las mejores flores.

0 Comentario(s)